¿Quiénes somos?

¿Quiénes somos?

Citywise es una asociación dedicada a la infancia y juventud. Trabajamos con los colegios y sus familias con el objetivo de alentar a los niños y jóvenes en sus estudios, en llevar vidas prósperas, alcanzar su máximo potencial y contribuir a la sociedad en la que viven. Actualmente tenemos sede en Manchester, Glasgow y Málaga.

¿Cómo empezó todo?

Citywise comenzó en 1994 en Castlemilk; un barrio de Glasgow con un índice muy elevado de delincuencia juvenil y pobreza. Xavier Bosch tuvo la idea de implementar Citywise en la ciudad mientras trabajaba como contable y profesor de la universidad. Pensó que se podía conseguir un enriquecimiento mutuo llevando a los estudiantes universitarios a los barrios más desfavorecidos para que, de alguna manera, valoraran lo que ya tenían y reflexionaran sobre lo que podían aportar en su ciudad. Ambos; mentores y menores ganaron de la experiencia.

¿Qué hacemos?

Trabajamos en áreas de desventaja social donde los menores se encuentran en riesgo de exclusión social con el objetivo de ayudarles a sacar su máximo potencial. Durante todo este tiempo, no se ha tratado sólo de proporcionar un tiempo en el que jugar o un programa establecido de refuerzo académico para evitar el fracaso escolar. Citywise ha querido ir más allá; proporcionándoles el apoyo incondicional del mentor, que no sólo escucha sino que guía. En palabras del propio fundador, "No hay nada más poderoso que un joven recibiendo ayuda desinteresada de un adulto que cree en él y quiere maximizar su potencial para que contribuyan a la sociedad en la que viven". Reconociendo que la desventaja social se produce desde diferentes ámbitos nos proponemos trabajar con el menor desde un enfoque integral; donde se incluyen la familia, la escuela y la comunidad. Trabajar en equipo con los colegios y sus familias nos ayuda a conseguir nuestra meta con los niños y adolescentes.

Nuestros valores

Citywise es una asociación que trabaja con personas, y las personas siempre actúan en función de los valores que hayan adquirido en su proceso de desarrollo. Para poder transmitir las virtudes que nosotros consideramos, todo ser humano debería poseer, primero nos aseguramos de trabajar en base a:

  • La creencia en el valor intrínseco que todo ser humano posee por el simple hecho de serlo. Toda persona tiene un potencial suficiente para llevar una vida próspera y contribuir así a la sociedad en la que viven.
  • Considerar que la familia es la pieza clave y de valor incalculable para todas las sociedades; sin importar su condición o circunstancias. Apoyamos, respetamos y defendemos todos los derechos y deberes que a ésta le conciernen como principal educadora de sus hijos.
  • Tomar la escuela como un lugar que debe proporcionar un ambiente seguro y estable para sus alumnos, así como estimularles en su desarrollo hacia una actitud de apertura y curiosidad por el mundo en el que viven. Lo que realmente hace que nos convirtamos en buenas personas no es el intelecto sino el carácter.
  • Creer en que, como mentores, debemos interactuar con todo los que abarca un ser humano: cabeza y corazón; cuerpo y alma, que necesitan ser nutridos y apoyados para prepararlo para la prueba de la vida, no simplemente para una vida de pruebas.
  • Tener siempre en cuenta que somos iguales a nuestros mentores; por lo tanto, trabajamos con delicadeza nuestro sistema de selección de voluntarios, haciéndolo transparente y justo para todos. Formamos y apoyamos a nuestros mentores para construir y mantener una alta calidad en las relaciones mentores-menores.
  • Considerar que hacer voluntariado implica un acto de donación de uno mismo libre y gratuito, sin esperar nada a cambio. Sin embargo, nuestra experiencia nos dice que uno siempre recibe más de lo que da.

¿Qué necesitamos?

El voluntariado es la pieza clave de nuestro gran puzzle. Los voluntarios hacen que los proyectos sean posibles y que sean efectivos y de calidad. Por eso, en Citywise necesitamos:

  • Un mentor positivo, comprometido, entusiasta y constante; un modelo de conducta en el que se pueden identificar fácilmente nuestros valores.
  • Mentores con preocupación genuina por aquellos que se encuentran en una situación de desventaja social en nuestra sociedad.
  • Personas con verdadera pasión por la juventud, y que se comprometa a trabajar para mejorar las posibilidades de los mismos.
  • Mentores con el deseo de compartir sus talentos o dones con otros que a su vez intentan descubrir los suyos propios.

¿Qué hacen los mentores?

Cada mentor entrega dos horas de su tiempo (una vez en semana) para ayudar a un niño de alguno de los proyectos en los que trabajamos. Durante la primera hora, el voluntario (mentor) ofrece apoyo escolar a su menor asignado (mentee); y durante la segunda hora, todos los voluntarios se unen para organizar juegos, manualidades o deportes con todos los menores juntos. La duración del voluntariado es de un curso escolar, y va especialmente dirigida a estudiantes universitarios.

COLABORA

¿Te gustaría ayudar pero no dispones de tiempo para ser mentor? Tu ayuda económica también puede hacer mucho. Con pequeñas aportaciones nos ayudas a ofrecer más proyectos y de mayor calidad.